Atención al Cliente: 2280-4558 - 7946-7977 - 7885-5852  -  Emergencias: 7885-5852

Comparte la publicación

EXTORSIÓN TELEFÓNICA

La extorsión es uno de los delitos que más afectan a las familias salvadoreñas; y una de las modalidades preferidas por los delincuentes es la extorsión telefónica.

Por lo general, los extorsionadores obtienen nuestros datos a través de internet, redes sociales o directorios telefónicos; y no importa nuestra situación económica.

La mejor manera de hacerle frente a la extorsión es la información y la prevención. Por ello en esta oportunidad queremos compartir algunas recomendaciones para que puedas estar preparado.

 

Modalidades de extorsión telefónica

Algunas de las maneras en las cuáles los delincuentes tratan de asustarnos para dar paso a la extorsión son las siguientes:

  • Recibir una llamada de aviso que ganó un premio y le piden datos.
  • Tiene un pariente o amigo cercano en problemas judiciales y exigen dinero para resolver rápidamente.
  • Algún pariente que sufrió un accidente y se necesita dinero urgente para alguna intervención o medicina.
  • Pueden colocar una grabación con gritos de algún niño o la voz de alguna persona en peligro, para lo que piden rescate.
  • Hacerse pasar por una autoridad policial, con ordenes de arresto y se solicita dinero para evitarlo.
  • Llamada de alguna autoridad por motivos de robo de identidad, solicitando más datos personales.
  • Llamada por un pariente secuestrado y piden rescate para su liberación
  • Llamada para verificar datos de una denuncia anónima, para poder obtener más información de usted.
  • Aviso de algún fiscal tributario, para evitar pago de multas por impuestos u otros motivos.

 

¿Qué hacer al momento de recibir la llamada de extorsión?

  • Mantener la calma, no discutir ni alterarse.
  • Escuchar brevemente de qué se trata la llamada y luego colgar.
  • Nunca aportes datos personales, por muy simples que sean.
  • No verificar ningún tipo de información personal o familiar que soliciten, ni aunque sea cierta.
  • Toma nota del número telefónico y no vuelvas a atender.
  • Ubica al familiar involucrado, si es el caso, o avisa a tus familiares o personas más cercanas de la situación actual.
  • Denuncia a las autoridades de inmediato.
  • Jamás se debe depositar ni transferir dinero.

 

¿Qué hacer para evitar ser víctima de extorsión telefónica?

  • Evita difundir tu número de teléfono en redes sociales, públicamente o en grupos donde no tengas seguridad del buen uso de tu información personal.
  • Conserva tu privacidad. La información personal y detallada de tus actividades facilita este tipo de delitos.
  • Verifica que poseas un identificador de llamadas en tu teléfono celular o fijo.
  • Nunca devuelvas llamadas de números desconocidos, salvo que hayas verificado al interlocultor y sepas que es una llamada segura.
  • No contestar a números no identificados, “privados o desconocidos”.
  • Nunca suministres información sensible o delicada por teléfono, particularmente a personal de oficinas o instituciones con quienes no tengas suficiente confianza.
  • No guardes números de teléfonos en tu celular con el parentesco, si te roban o pierdes tu celular, puede ser una forma de ubicarlos y facilitar una llamada para extorsión.

 

Esperamos que estos consejos hayan sido útiles y te mantengas alerta para evitar ser víctima de este tipo de delitos.

Visítanos con frecuencia que seguiremos informando a través de nuestro blog de Segurisa de este y muchos otros temas de seguridad.

 


Comparte la publicación

Deja un comentario