Atención al Cliente: 2280-4558 - 7946-7977 - 7885-5852  -  Emergencias: 7885-5852

Comparte la publicación

Brindar una respuesta integral, idónea y eficiente es uno de los principales objetivos que se pretenden alcanzar con los sistemas de seguridad para residencias o negocios.

Y es que en el mercado existen diferentes tipos de dispositivos de seguridad, que no solo evitan que se cometan delitos y faltas contra los bienes de las personas; sino que también son capaces de disuadir y prevenir.

Sin embargo, es importante para que estos dispositivos funcionen a la perfección, brindarles el mantenimiento adecuado. Además, esto también permite prolongar su vida útil.

 

Tipos de mantenimiento de los sistemas de seguridad

El mantenimiento debe verse como una inversión, ya que, por un lado, permite mantener la seguridad de las personas que son importantes para nosotros; y, por otro lado, nos permite resguardar nuestro patrimonio.

 

En ese sentido, podemos hablar de 2 tipos de mantenimiento de los sistemas de seguridad:

 

1.- Mantenimiento preventivo.

Se trata de un tipo de mantenimiento periódico, que ayuda a mantener la calidad de los diferentes equipos de seguridad. Lo recomendable es realizarlo cada 2, 4 ó 6 meses.

El principal beneficio de este tipo de mantenimiento es que, al realizarse en equipos en condiciones de funcionamiento normal, permite que se detecten, corrijan o prevean problemas menores que podrían llegar a producir fallas más adelante, comprometiendo la seguridad.

2.- Mantenimiento correctivo. 

Este tipo de mantenimiento responde a la necesidad de intervenir un dispositivo de seguridad que requiere de una reparación.

A diferencia del preventivo, no se trata de una serie de acciones planificadas; sino que son acciones reactivas y muchas veces urgentes, que buscan restaurar, en el menor tiempo posible, el daño del sistema de seguridad.

En Segurisa nos encargamos de darle mantenimiento a tus sistemas de seguridad.

El objetivo de contar con sistemas de seguridad como cercas eléctricas, alarmas, sistemas de videovigilancia, o malla ciclón, es prevenir hechos que pongan en peligro nuestras propiedades.

Es por ello que siempre recomendamos el mantenimiento preventivo, a fin de anticiparnos a alguna falla que pudiese afectar el funcionamiento de los diferentes sistemas de seguridad.

Como expertos en sistemas de seguridad, recomendamos lo siguiente:

 

a. Mantenimiento de cercas eléctricas.

Debe ser realizado una vez al año; salvo que se encuentre en alguna propiedad aledaña al mar, en ese caso el mantenimiento debe ser cada 6 meses, debido a que la brisa marina y la humedad acelera la corrosión de los componentes.

 

b. Mantenimiento de alarmas.

Al igual que con las cercas eléctricas, el mantenimiento de las alarmas debe realizarse al menos una vez al año; ya que factores como el clima, el desgaste de las baterías, los componentes o fallo de sensores, podrían afectar su funcionamiento.

 

c. Mantenimiento de sistemas de videovigilancia

En este caso, el mantenimiento preventivo debe programarse por lo menos una vez al año a fin de prevenir que surjan fallos del sistema. 

Este tipo de mantenimiento se refiere a la capacidad de emitir ciertas alertas para que sepamos que una avería está a punto de suceder, y que la misma pueda ser corregida, evitando un mal mayor.

 

d. Mantenimiento de malla ciclón

La malla ciclón tiene una duración de hasta 20 años en ambientes no salinos. Sin embargo, siempre es recomendable programar un mantenimiento preventivo de forma periódica para garantizar su buen estado.

Si deseas cotizar el mantenimiento de tus sistemas de seguridad, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros: 

2280-4558 – 7946-7977 – 7885-5852 / WhatsApp: 7885-5852 / Correo electrónico: info@segurisa.net


Comparte la publicación

Deja un comentario